Mamá, papá, no aprendo en la universidad

Es la frase presente en las conversaciones con mis padres últimamente. Me da pena.

Me da pena por el hecho de que ellos hacen un sacrificio por permitir que siga creciendo fuera del sitio en el que me crié. Me da pena porque cada día que voy a clase vuelvo a casa con el sentimiento de haber perdido el tiempo. Y el dinero.

Pena, porque hay -estoy seguro de ello- miles de profesores en paro que tienen un talento y una ilusión por enseñar que se ve reemplazada por otros tantos que deciden ir a clase a contar su vida y que, aparte, te aprendas el temario estipulado y lo escupas en el examen.

Pena, porque esos ineptos profesores (mientras escribo esto me cuesta usar ese calificativo) tienen la cara de suspenderte u obligarte a pagar una segunda matrícula. Una segunda matrícula, que, si aun no eres universitario y no lo sabes, cuesta el doble que la primera y así sucesivamente hasta que expriman tu cuenta corriente.

Pena, porque en clases que deberían ser prácticas lo más práctico que hago es encender mi ordenador y ponerme a leer otras cosas, mientras mi profesor lee diapositivas.

Pena, porque esta lectura de diapositivas tenga mayor valor académico que la práctica.

Siempre he intentado extraer de todo un aprendizaje, un conocimiento nuevo. Siempre he querido exprimir todo por simple que fuera, pero hay ocasiones en las que sientes cómo se ríen en tu cara y no puedes más.

No sé quién está detrás de esta broma. Agradezco a esas delegaciones de alumnos que velan porque todo lo que me da pena se suavice en la medida de lo posible. A todos aquellos que luchan porque todo esto cambie.

Siempre me dijeron que el autoaprendizaje es una base fuerte y con lo que al final te vas quedando. Sé que para ser periodista no me vale solo con asistir a esas clases sin sentido y ser un crack en lo académico. Sé que estás leyendo este post y me estarás llamando populista o de lo contrario, te sentirás identificado. Sé que estarás diciendo “los profesores no tienen culpa”, “no hay que generalizar”. Quiero que entiendas, querido lector que esta es mi circunstancia y esta es mi opinión. No pretendo convencerte, solo desahogarme.

Aun así, siempre he valorado la figura del docente y la importancia de las clases. En clase no solo se estudia, sino que se crean unos vínculos que te hacen crecer como persona.  Pero me da pena tener que decir que cuando me gradúe seguiré siendo protoperiodista.

 

Anuncios

151 comments

  1. Me identifico con la mayor parte de los comentarios. Yo también estudié periodismo pero…¡Hace 25 años! Y lo triste es que muchas de nuestras quejas de entonces son las mismas ahora…Veo que es una carrera que ha evolucionado poco y veo que la parte práctica sigue dejando mucho que desear…
    Desconozco cuál será el problema en otros estudios pero sí sé cuál es el problema de Periodismo: la falta de experiencia profesional de la mayor parte de los docentes.
    Puede que lleven 30 años dando clases, que sean unas eminencias académicas pero muy pocos han trabajado durante un tiempo más o menos dilatado en un medio de comunicación. Se han limitado a trabajar en la universidad y desconocen la realidad del trabajo diario de un periodista por eso es imposible que sepan enseñar a otros a serlo.
    A la hora de acceder a la docencia lo que menos cuenta es la experiencia profesional que tengas en radio, tv, prensa. Solo les importa si has publicado muchos libros?artículos en revistas académicas o si te llevas “muy bien” cuando con el catedrático de turno.
    Por eso, el único consejo que puedo daros es que aprovechéis a fondo las prácticas en medios durante la carrera. Los estudios os darán algunas herramientas para saber defenderos pero la clave está en la práctica y eso no os lo va a dar la Universidad.
    ¡Ánimo!
    PD: No sé cómo se os ocurre meteros en este berenjenal del periodismo 😉

    Le gusta a 1 persona

      1. ¡Claro! Es lo único que nos salva en este trabajo. A mí me encanta y hasta el momento no me ha ido nada mal (aunque no es lo habitual). ¡Ánimo y a la lucha!

        Le gusta a 1 persona

      2. Mucho ánimo Luis, yo también estudio periodismo, es mi último año y es de vocación y corazón. Sobre lo que escribes, te entiendo muy bien, yo he intentado formarme, aún más, haciendo prácticas y colaborando en medios. Dale caña y lucha por ello, escribes genial.

        Saludos 🙂

        Me gusta

    1. En ADE, al menos en mi facultad, era exactamente igual. No concibo un profesor de empresa que jamas haya trabajado en una, y eso es lo que sucede.
      A la hora del trabajo nos damos cuenta de que la realidad empresarial está a años luz de las tonterias que se enseñan en la universidad.

      Le gusta a 1 persona

    2. Por desgracia, no pasa solo en la carrera de periodismo, yo estudio ciencia y tecnología de los alimentos. y voy a clase para estar mirando facebook, y otras cosas ya que los profesores se dedican a leer las diapositivas. E incluso, en química que es una asignatura de practica, de hacer ejercicios, nos ponen los ejercicios resueltos en presentaciones y nos dedicamos solo a copiarlos y ya.
      Es una pena que con todos los profesores buenos que hay, pongan a profesores como los que hay ahora, solo porque estos tienen enchufe y los otros no…

      Me gusta

  2. Es la triste actualidad de la docencia universitaria. Estudio bioquímica y me identifico totalmente. Hoy en día la universidad no está basada en que aprendas, está basada en que apruebes. En mi carrera, tengo exámenes, seminarios y prácticas hechas de años anteriores, y todo esto es utilizado por absolutamente todos los alumnos para aprobar. Es decir no aprendes sobre un campo, te aprendes el examen de esa asignatura, o en el caso de el laboratorio eres un absoluto robot que sigue pasos sin saber realmente que coño haces.
    Es frustante, ya que si se te ocurre manifestar tu desilusión por la falta de vocación de dichos profesores, te dicen que ellos no están obligados a saber enseñar, con que tengas los conocimientos son aptos para dar clase en la universidad. Y sí, hay profesores muy inteligentes, pero que a la hora de enseñar se expresan igual que una piedra.
    Yo he llegado a la conclusión, que hoy en día los títulos se obtienen con dinero. Puedes ser muy inteligente, pero a la universidad solo le interesa tu dinero.

    Le gusta a 2 personas

  3. Me pasó exactamente lo mismo, pero en el Colegio, en el Instituto, cuando estudié un Módulo, cuando fui a la Universidad… Y no solo con alguna carrera por lo que veo, yo estudié Educación Social y lo mismo, y da igual en qué Comunidad porque tengo colegas que la estudiaron en Salamanca, Barcelona, y yo en Granada y todo el mundo me decía lo mismo al obtener el título “Aun estoy esperando a que me enseñen algo”. Y yo me fui desmotivando y no la acabé. La mayoría de los profesores, y si, generalizo porque han sido la mayoría, son solo meros transmisores de conocimientos, ni motivan, ni enseñan con creatividad… todo practicamente en el mismo tono lineal, aburrido. No son clases participativas ni dinámicas por lo general. También es que están masificadas, lo sé. Pero creo que tambien es una excusa, Como la de que no se les preparan lo suficiente. Creo que si es una carencia del sistema educativo, pero si no se les forma como tiene que ser, en lugar de esperar a que todo venga de fuera, podrían ser autodidactas y esforzarse para captar la atención del alumnado siendo más creativos y adaptando o introduciendo algunos contenidos aunque suponga desobeder planes de estudio. Obedeciendo siempre no se va a ninguna parte. Y no solo en la manera de dar clases, insisto, la mayoría llegan a clase, suelta la chapa durante 1 o 2 horas y se van contentos a casa. Muchas cosas suele ser paja y paja seca, no es nada práctico ni van al meollo de la cuestión. No sé… solo sé que el sistema educativo es muy deficiente y no prepara para nada. Sales en pañales al mundo laboral.

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo solo tengo qud decir después de lo leído que chapó! Creo que nuestra sistema educativo deja bastante que desear, tanto internamente, como externamente. Una verdadera pena, que nuestros queridos gobiernos no establezcan y hagan que permanezca un sistema educativo en condiciones.

    Le gusta a 1 persona

    1. No estudie ni periodismo ni bioquimica pero si tengo una amplia experiencia en el campo de la docencia universitaria.
      Lo primero que quiero sennalar es que he estado vinculo como docente o como estudiante en centros universitarios de al menos 5 paises, y con diferencia puedo decir que Espanna cuenta con el mejor sistema universitario si comparo con los piases en los que he estado. Y no me refiero a paises desconocidos y con bajo nivel educativo. Actualmente me encuentro en EEUU y es inimaginable el bajo nivel que tienen los profesores en muchas de sus universidades ( por supuesto no hablo ni de Harvard, ni del ITM, etc etc) pero en promedio Espanna tiene un nivel mas alto, sin dudas.
      Es verdad, que aun hay mucho por mejores en cuanto al tema de la docencia, pero, la pregunta tambien tiene que ser Estan los estudiantes dando lo mejor de si ? En estos tiempo donde acceder a informacion es tan facil, puedes que tengas un mal profesor pero al final el conocimiento si no lo encuentras dentro de la clases tienes bibliotecas, internet, chats, videos…. entonces si no apruebas un examen, la culpa es del profesor o es del estudiante que se acomodo a recibir la informacion solo en el aula. Desde pequenno me ensennaron que en un curso para aprobar habia que tener el conocimiento, y este se podia adquirir teniendo un buen profesor o un mal profesor. Cuantos de los estudiantes universitarios estudian todos los dias? cuanto estudian solo los dias antes del examen? El deber de ensennar es del profesor, pero el de estudiar es del alumno.
      Tema interesante es tambien lo de que la segunda matricula cueste el doble, al respecto la educacion universitaria en Espanna es bastante barata, si, aunque esto les parezca mentira. La primera matricula esta subvencionada un 80%, es decirl usted solo paga el 20% de lo que realmente cuesta, y en la segunda matricula paga un 40%, es decir aun asi todavia estas pagando menos de lo que realmente cuesta. De todos los paises en los que he estado, es en Espanna el primer pais que me encuentro en el que los estudiantes terminan sin ningun problema una carrera de 4-5 annos en 7-8, la pregunta no es por que tengo que pagar mas la segunda matricula, la pregunta es por que no me esfuerzo lo suficiente para aprobar a la primera.
      Hay un monton de temas en los cuales la educacion superior espannola puede mejorar, no tengo dudas de eso, ( relacion entre las universidades y las industrias, explosion de universidades por todo el pais sin ninguna especializacion entre ellas, etc etc ) pero creo que si los estudiantes siguen sin querer dar el 100%, sin tener la autonomia de aprender a buscar el conocimiento por distintas vias, pues cualquier reforma se quedara en vano.
      Una de las cosas que mas me sorprendio en mis 5 annos como profesor en Espanna es la pasividad de los estudiantes, nunca vi a un estudiante buscando un libro de texto para estudiar, solo se valian de los apuntes de clases, incluso en las materias en que tenian acceso al texto y el profesor seguia el libro.
      Ojala y en las proximas criticas que seran muy validas tambien se incluya algo de autocritica. No solo tienen que mejorar los docentes, tambien tienen que desear mejorar mas los estudiantes y eso lleva un sacrificio que no todos estan dispuestos a hacer.

      Me gusta

      1. Pero eso es algo que en España se enseña desde muy pequeñito. aqui se enseña a aprobar un examen, no se enseña a aprender de una materia.
        Yo he tenido la suerte de haber estado en cuatro universidades de cuatro paises diferentes (USA, UK, Suiza y España) y sin lugar a dudas el peor sistema eduxativo que he visto es el español.

        Le gusta a 1 persona

      2. Yo tampoco he estudiado bioquímica ni periodismo, pero puedo decirte que sí, pese al intento por parte de los profesores de no enseñarme nada en la carrera, al final he tenido que aprender por mí mismo a base de estudiar de libros y de aquí y allá si no quería suspender.
        Y digo pese al intento de los profesores, porque literalmente y ahora mismo, para ciertas universidades públicas somos un montón de billetes a los que interesa más hacer suspender y obligar a pagar segundas matrículas, que enseñar bien y así podamos aprobar.
        Y me gustaría añadir algo más: puedo comparar España con otros países porque ahora mismo tengo la suerte de estar estudiando en Francia, y os puedo garantizar que en el extranjero aprobar ES MÁS FÁCIL. En mi universidad en Madrid, aprueban en cada examen el 20% de presentados con suerte (ya se sabe como van las ingenierías) y aquí, estoy en una universidad de un prestigio espectacular… Y sin estudiar ni la mitad que en España he aprobado con buenas notas! Así normal que en España tardemos más en aprobar las carreras! No hace falta estudiar gran cosa para pasar el examen! Sigo sin dar crédito pero es así.
        Sinceramente, la preparación en España es estricta, y sabemos mucho comparado con la gente del extranjero, pero lo que no puede ser es que seamos la billetera de las universidades públicas…
        Y otro dato, España es de los países más caros para estudiar en Europa, solo detrás de UK y alguno más (Alemania 600 euros/año, Francia igual, Escocia gratis…hasta TURQUÍA es prácticamente gratis!).
        Que está muy bien hacer autocrítica, pero desde luego en mi caso los que deberían reflexionar son los responsables de mi universidad, que me tienen suspendiendo en una universidad que ni aparece en los rankings (como ninguna española) mientras en una de las 30 mejores del mundo saco notazas. #LogicNotFound

        Le gusta a 1 persona

      1. Tú lo has dicho es más fácil aprobar! Pero de verdad aprendes?
        El problema es que desde pequeños nos enseñan y tenemos asimilado el concepto de qué debemos aprobar y no aprender! Y no te sirve de nada sacrte una carrera en 4 años si después no has aprendido nada de la misma! Aunque tb pienso que en la docencia se debería añadir más práctica, pues al fin y al cabo es con lo que aprendes!
        Creo que el primer objetivo que se debe tener en cuenta en la educación es entender que primero hay que aprender y con ello podremos aprobar! Y dsps valorar si los métodos que se utilizan son los correctos para que los alumnos APRENDAN no APRUEBEN! El aprobado se lo tiene que ganar cada uno con trabajo! En la vida nada es regalado!

        Me gusta

    1. No es hipocresia es la verdad , los profesores que no tengan vocación que no se dediquen a la enseñanza, a los padres nos cuesta mucho sacrficio pagar los estudios de nuestros hijos para que unos personajes se dediquen a jugar con nuestro dinero y a disponer del futuro de nuestros hijos, hay profesores que les preguntas y no te ayudan, y se toman la libertad de amargar al alumno, , no hay derecho, no estoy generalizando, pero desgraciadamente hay muchos así

      Me gusta

  5. Hola, yo estudio Bellas Artes y estoy en las mismas. Llevo dos años con la sensación de que no hago más que perder el tiempo y el dinero, y poco a poco he ido descubriendo que no soy la única, porque casi todos mis compañeros de curso están igual. “Yo solo vengo por el título, todo lo demás lo aprendo de forma autodidacta” es prácticamente nuestro lema.
    Mucho ánimo, no queda otra que seguir.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me siento totalmente identificada con el texto y no he suspendido ni bajado del 7 en ninguna asignatura en los 2 años que llevo en la carrera (Psicología). En mi último año he optado por no ir a ninguna clase y mis notas se han mantenido. ¿Tengo que pensar entonces que la presencia de algún profesor me ha aportado lo más mínimo?

      No es llorar ni quejarnos, es reclamar una enseñanza de calidad que PAGAMOS Y MERECEMOS.

      Me gusta

  6. A mi me da pena ir a clase todos los días (soy estudiante de primer curso de educación primaria) y ver cómo mis compañeros están apalancados en sus sillas, mirando sus móviles, conectados a facebook y desconectados del aula mientras los maestros lo dan todo por hacer actividades motivadoras mientras ellos no hacen más que quejarse de lo cara que es la universidad (pese a que la mayoría ni siquiera sabe cuánto pagan sus padres cada curso). Me da pena que los padres que no se han podido permitir una buena educación se estén quejando de que “sus hijos no aprenden” y le echen la culpa a los maestros.

    Señores padres: tengo 23 años, estoy en el primer curso de carrera y la mayoría de mis compañeros no son competentes, no disfrutan aprendiendo, no saben escuchar ni hacer aportaciones en clase, en definitiva NO QUIEREN ESTUDIAR.

    “Quien algo quiere, algo le cuesta”, ésa es la frase que me decía mi madre cuando me quejaba de algo en la escuela y eso deberían decirle ustedes a sus hijos. Recuerden que los primeros formadores que van a tener, y el más duradero, van a ser ustedes.

    Le gusta a 2 personas

  7. Estoy totalmente de acuerdo. Nos quitan con esta manera de dar las clases lo más importante para que en un futuro seamos buenos en nuestro trabajo. La motivación.
    Hay carreras muy vocacionales que dependen mucho de la motivación, ( como por ejemplo veterinaria que es lo que yo estudio). A mi me han destrozado la motivación, no tengo motivación ninguna. Para qué la motivación si cuando salgas de la carrera necesitarás hacer al menos 2 máster para tener un poco de idea de algo ?

    Le gusta a 1 persona

  8. yo estudie magisterio en” la Salle” Madrid el temario te lo confeccionabas tú días y días de esfuerzo hasta la religión era confeccionada por los alumnos en forma de representaciones Eso me ha valido mucho a la hora de crear, aunque nunca me dediqué a la enseñanza: veo las cosas de otra manera se me ocurren ideas de como montar una empresa soy más intuitiva, más creativa,hoy no trabajo pero si tengo las herramientas de la creatividad que a otras personas no se le ocurren.

    Le gusta a 1 persona

  9. De acuerdo totalmente con el artículo. Ya terminado el grado en ADE en la complu puedo decir la basura que es y lo vagos e ineptos que son el 80% de los que allí trabajan (muchos no merecen ni que se les califique como profesores). Gente que enseña materias que en teoría se aplican en una empresa y nunca han trabajado en una, profesores que llegan por norma 15,20 o incluso 30 minutos tarde, eso si se dignan a ir. ¿Alguien ha ido alguna vez a una tutoría y el profesor se encontraba en su despacho? Yo sí he ido, y rara vez estaban, cuando les ponías la cara colorada de que no habían estado te tachaban de mentiroso o que estaban “en el baño” y no les habrías esperado. Lo que dice el artículo de que suspenden para cobrarte y poder seguir viviendo como Dios los catedráticos es una de las mayores vergüenzas de este país. Si suspenden un 40% de los alumnos es muy probable que la culpa sea de los alumnos, pero si suspende un 80% (y creedme que en la complu es muy normal) la culpa es del profesor. ¿Sabeis cuanto le cuesta al Estado cada alumno en una uni pública de media? Casi 9000€. Mirad en las web de las universidades privadas cuanto cuestan y pensad si es normal que sean mas caras las públicas con 60 alumnos por aula que las privadas con 30.

    Me gusta

  10. Después de leer el post y la mayoría de los comentarios, debo decir que me sorprende (y no precisamente de una forma grata) que haya tantas carreras en las que se dé esta situación. Yo estudio medicina, ahora mismo estoy en cuarto. En teoría estoy en la mejor facultad de medicina de Barcelona y no, no lo siento así.

    Profesores que vienen a clase y lo primero que te dicen es “yo esta clase antes la daba en 5 horas, el año pasado fueron dos, ahora os haré un resumen de todo lo que explicaba en cuestión de 50 minutos porque no me permiten más”… En ese momento piensas que el profesor está incluso más frustrado que tú por la situación, pero ¡SORPRESA! Porque a esa frase le sigue algo parecido a un “yo he venido aquí a hablar de mi libro”.

    Y la cosa no se queda aquí… La gente pensará que por estudiar medicina, estamos en contacto con los pacientes desde bien iniciada la carrera. MENTIRA. Empecé a ver a pacientes reales y a ver cómo es realmente la práctica médica a mediados del tercer año.
    Y dirán “bueno, no está mal”. Pues sí, está mal, está fatal. ¿Alguna vez alguien ha tenido la sensación de sentirse más identificado con un ficus que con una persona? Nosotros sí. Ir detrás del médico docente, apenas viendo lo que hace ni escuchando lo que dice no me aporta nada como protomédico, nada.

    Pero bueno, en esta situación nos encontramos. Encontrando 1 de cada 100 profesores y doctores docentes (excluyamos a los residentes, que son los únicos que suelen merecer la pena para enseñar) que tiene pasión y vocación por transmitir sus conocimientos de una forma útil tanto para él/ella como para nosotros.

    Ánimos a todos, aunque sea por nuestros santos cojones y porque “pa chulo tú, chulo yo”, ¡lo conseguiremos!

    PD. Si alguno de vosotros es docente en un futuro, recordad toda esta retaíla de quejas (absolutamente justificadas) y pensad en vuestros estudiantes. Os lo agradecerán infinitamente, y lo sabéis.

    Me gusta

  11. Me siento adoctrinada en tener que comprar los libros del profe y tener que vomitarlos literalmente en sus exámenes, mis criterios personales no se tienen en cuenta,me enseñan a acuñar ideas prestadas, no existe la cultura del aprendizaje vivencial ,todo es tochología del aprendizaje.

    Me gusta

  12. En Biología es igual. Llevo 5 años en la universidad de Sevilla, y siento que no aprendo nada, que voy a salir y no voy a saber hacer nada. Es increíble que aprenda más con los documentales de la televisión que en la propia carrera. Las prácticas son las mismas de todos los años, casi que no hay prácticas de campo, hay profesores que no valen como tal y otros que parecen estar amargaos y pagarlo con los estudiantes. En serio, a mi también me da pena por el dineral que ya estoy dejando y en más de una ocasión me he replanteado el no seguir. El sistema educativo de España es una auténtica mierda.

    Me gusta

  13. Estoy completamente deacuerdo contigo. La universidad muchas veces es un mundo ficticio que nada tiene que ver con el mundo real. Algunos profesores viven en su burbuja de comodidad sin preocuparse ya de la prácticidad real de lo que imparten.
    Un saludo y que sepas que muchos pensamos como tu.

    Me gusta

  14. Estoy en segundo de carrera de Filología Hispánica y sólo he tenido 3 asignaturas dedicadas a mi especialidad. En A Coruña tenemos que estudiar, por cojones, los dos primeros años tanto gallego como Inglés. Ante la falta de alumnado de Español y Gallego, para no cerrar la facultad, decidieron unir las carreras los dos primeros años para luego los últimos dos especificarse en cada carrera que uno escoja.
    Lidiar con el Gallego no es algo agradable, ya que los que nos dedicamos tanto a Español como a Inglés no es lo que hemos escogido. Pero en las malas, es nuestra lengua materna como el castellano. El problema viene cuando personas como yo, con un nivel de Inglés normal tirando a bajo -ya que he tirado en Bachillerato por Francés- nos encontremos con un nivel que parte del B2. El primer año he luchado con ello, me esforcé en dar todo de mí para sacarme las asignaturas de Inglés. Y así fue. Primer año superado.
    Sin embargo, este año me he encontrado con un nivel C1, y lamentablemente por mucho esfuerzo que ponga me ha costado el triple. Me he topado con profesores que ayudan y valoran el esfuerzo, y otros que o te ajustas a lo que hay o te ves en Julio.
    A fin de cuentas, yo no soy culpable de esta situación. No pido un trato más de mano abierta con los alumnos que no sean de Inglés, pero sí una valoración del esfuerzo.
    La verdad es que he vivido un desengaño absoluto este año. Profesores que no acuden a las clases que les corresponden, que piden trabajos sin explicar la materia, lecturas de diapositivas… No aprendemos, des-aprendemos. Es una pena.

    Me gusta

  15. Me da pena que esos profesores que solo dan diapositivas no generen interés. Me da pena que ni ellos mismos sean capaces de transmitir lo que una vez a ellos les llamó la atención .
    Pero también me da pena que no seamos autodidactas a la hora de aprender. Me da pena que sea necesario un examen tal dia de tal mes para que yo tenga que estudiar. Me da pena que el privilegio sea ir a la universidad y no aprender en la univerdad.

    Le gusta a 1 persona

  16. El artículo refleja el sentimiento de muchos de mis alumnos, a los que doy clases particulares de inglés.
    Por ejemplo en educación: si quieres trabajar en enseñanza a cualquier nivel, te exigen un cierto nivel de inglés, pero en la facultad no te han enseñado para estar a ese nivel. Esto me parece una contradicción mayúscula (aunque en mi caso debería agradecerlo, ya que me da trabajo) y los futuros opositores tienen que pagarse las clases para adquirir el nivel exigido además de las tasas de la universidad, y pagar por exámenes para certificarse. No es normal.

    Me gusta

  17. No sé hasta qué punto será o no verdad todo eso que has escrito, pero no lo comparto.
    Estudio filología hispánica y mis profesores son un lujo (a excepción de uno o dos que no sienten pasión por enseñar).

    Cuando me topo con un profesor que no quiere ejercer la docencia (porque, para el que no lo sepa, los profesores de universidad son investigadores y deben dar clase, no todos están ahí por amor a la docencia), simplemente me miro la bibliografía que da y la leo o al menos me hago eco de comentarios y citas que me sirven para luego tener una base y poder así hacer “autodidactismo”. La experiencia (solo aplicable a mi carrera y a mi entorno), me ha demostrado que tener interés, ser buen alumno y estudiar hacen que cualquier profesor (insisto, de los que yo he tenido), por malo, vago, inepto, torpe o desmotivado que sea, me enseñe algo. Estoy en 3º de carrera y he tenido un total de 30 profesores diferentes (redondeando hacia abajo). Yo no me considero “protonada” ni creo que eso pueda existir con un alumno que muestre medianamente interés por sus asignaturas y su entorno académico.

    Pero como más o menos he ido dejando caer a lo largo de este comentario: cada persona y cada universidad es un mundo, así que siento mucho que la experiencia que describes sea tan nefasta; pero has de saber que aún quedan profesores y universidades que hacen de la actividad docente algo digno y provechoso.

    Me gusta

  18. Y pena es, cuando un profesor te esta dando una clase TEORICA MAGISTRAL en la que te explican que una buena maestra debe motivar al alumno creando actividades más dinámicas y prácticas que fomenten el aprendizaje significativo, el aprendizaje por descubrimiento. ¿Y me lo dice usted, que me está explicando el temario pasando diapositivas y hablando dos horas seguidas sin parar? De risa.

    Le gusta a 1 persona

  19. Yo estudio ADE y tengo la sensación que la gente que hace un FP está mil veces mas preparada que yo.
    Estoy haciendo practicas y probablemte haya utilizado el 2% de lo que he “aprendido” en la carrera.
    Estoy de acuerdo con lo que se comenta sobre los profesores, menos mal que hay dos o tres que son la excepción que confirma la regla, que se preocupan de verdad por el alumno, que les motivan y transmiten la pasion por la asignatura.

    Me gusta

  20. Es muy muy triste lo que expresas, pero lamentablemente no eres la única que siente pena, que se desilusiona y que termina abandonando la carrera con la que soñó desde que tenía 5 añitos. En su caso estudiaba Magisterio de Primaria. Como madre me siento frustada por no poder hacer nada, somos una humilde familia que no puede permitirse el “lujo” de pagar esas tremendas matrículas y menos si le ha quedado alguna del año anterior…por otro lado no entiendo lo que hacen con las becas ni como las gestionan a la hora de otorgarles….Mucha PENA.

    Me gusta

  21. Benditas ingenierias donde si no aprende te follan y da igual que el profesor sea malo. Aprender o no es cuestion del alumno el profesor solo lo facilita

    Me gusta

  22. Yo estudio Diseño en la ucm, estoy en 3º y es otra broma también. El 90% de las asignaturas no valen para nada e ir a clase es perder el tiempo porque literalmente no se hace nada. Aquí en algunas tienes la “suerte” (ironía) de que te pongan diapositivas, en otras asignaturas literalmente es estar en clase mirando a las paredes mientras el sujeto que imparte la asignatura (no me gusta llamarles profesores porque sería un insulto a los que de verdad lo son) se dedica a sentarse en su silla o bien mirando su pc o mirando él también a las paredes (enserio me ha pasado). Por no hablar del sistema de optativas/obligatorias que me da la risa. Por no hablar de las ruinosas instalaciones y el viejo material de la facultad de bellas artes. Por no hablar del sistema de matriculación de cada curso al más puro estilo juegos del hambre vía el Gea del campus. Siempre pienso que en algún momento tiene que salir de una taquilla alguien con una cámara y decirme que era todo una broma de cámara oculta para algún realiti.

    Me gusta

  23. A mí también me da pena. Y si bien no todos los profesores son iguales, he de decir que buena parte de la culpa la tiene el sistema. El sistema no busca a profesores que amen enseñar: escoge a los amigos de alguien o a los que tienen uno o dos doctorados pero no necesariamente aman enseñar. Y a esos profesores, a los que dan un mínimo de dos o tres horas y, en muchos casos (demasiados) 6 horas máximas de clase, les exigen que tengan otro trabajo para sobrevivir (ya que el sueldo de profesor universitario de este tipo ronda los 200-300 euros al mes) y, en caso de ser profesor con intención de quedarse en la universidad con más horas y un sueldo medio decente (mileurista), tendrán máximo 12 horas de clase porque su trabajo principal es que investiguen y publiquen artículos de investigación. Con todos estos factores, por desgracia, lo que cuentas es una triste realidad en las aulas. Y a eso hay que sumarle el encarecimiento de las matrículas con la excusa de adaptarse al Plan Bolonia. En fin… Lo siento.

    Me gusta

  24. Hola, he pasado por aquí porque estoy decepcionado, desde que entré a la universidad lo estoy, estudio Ingeniería Electrónica, antes de entrar a la carrera venía con mucha motivación, por fin había superado bachiller y ya iba a hacer lo que realmente me gustaba de chico siempre desmontaba aparatos para ver lo que tenían dentro luego cuando el instituto me lo permitía experimentaba por mi cuenta y he llegado a ser un buen autodidacta, gracias a Internet.
    Bueno, total, que iba con mucha ilusión, la Universidad! omg pensaba que iba a aprender muchísimo y que iba a ser genial al poder dedicar mi tiempo a lo que me gustaba, que error, que grandísimo error, nada más entrar nos dijeron que era una carrera difícil y que nos iban a llover ostias (literalmente) la primera charla (de los alumnos de cuarto y profesores) fue una lluvia de desmotivación, ya ese día llegué a mi casa mal, y ahora compruebo que la Universidad si aprendes es por el tiempo que te queda (que es poquisimo) para aprender por tu cuenta, los profesores son pésimos (en mi caso) y no tienen motivación ninguna, no es lo mismo que te enseñé un profesor que ama su asignatura que no uno que al entrar por la puerta se respire amargura, esa desmotivación se transmite.

    He aborrecido todo lo que antes me gustaba, las matemáticas, la física, la química, la informática he llegado a odiarla por la forma en la que me han impuesto aprenderla, todo de golpe para un único examen final, y si hablamos de evaluacion continúa que también he tenido, peor, contenidos condensados, los profesores la mayoría ni explican y los que dan apuntes en condiciones escasean, además de que encima tienes que ser autodidacta te imponen una fecha límite para meterte lo todo en el coco, por no hablar de los profesores que en la clase hacen problemas de párvulos y en el examen ponen una obra de ingenieria.

    Muchas veces me planteo si no traería mejor cuenta estudiar por mi mismo y no tener que estar esclavo de unos horarios y unos exámenes, pero claro, no tendría el título.
    Pues bueno y no solo me decepcionó a nivel de calidad de docentes si no a nivel medios y de prácticas, nuestros asientos son temibles, echo de menos un descanso de media hora para comer, el horario es antiproductivo con dos horas seguidas de la misma asignatura, total, que también me estoy haciendo fakir.
    Y eso que mi universidad tiene buena fama…

    Sólo quería desahogar me un poco porque mi decepción iba demasiado en aumento y ya no sabía que hacer, soy buen estudiante, hasta ahora lo llevo todo limpio, pero no me siento a gusto en la universidad, quisiera algo más práctico, que me enseñara de verdad, por eso me estoy planteando irme a un módulo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola José Antonio:
      ¿Me permites un comentario/consejo?
      El ideal sería que aprobar/aprender pudieran ser términos sinónimos. La realidad en muchos, muchos, muchos casos es que no. El problema es muy complejo y no es solo culpa de personas concretas, que también.
      El consejo que le doy a mis hijos es que se “desdoblen”; es decir que actúen simultáneamente en dos frentes:
      F1: Cumplir esforzada, e ilusionadamente, con todos los requisitos necesarios para obtener buenas calificaciones, sin perder tiempo esterilmente en quejarse y darle vueltas a “como deberían ser las cosas”. El ejercicio de voluntad y perseverancia necesario y la información obtenida son actividades benéficas en si mismas.
      F2: Cuestionarse las cosas, interesarse por como se enfocan esos mismos contenidos en otros entornos, preguntarse cómo es que determinada idea ha llegado a ser aceptada por la comunidad académica. Tener particular empeño en no creerse que tener un buen expediente es garantía de buena formación intelectual o de buena cualificación profesional.
      Creo que es ilusionante funcionar con un esquema F1/F2. Ahora bien, si no hay tiempo para todo es muy recomendable (depende de cada persona) no descuidar F1, ya que suele ocurrir entre las personas con inquietudes que bastantes se quedan sin una cosa ni la otra.
      Un saludo cordial,
      JF

      Me gusta

  25. En un mes empiezo a estudiar la carrera de periodismo y al parecer este es el pan nuestro (“vuestro”) de cada día. Es una lástima que se desperdicie la vocación hasta el punto de terminar con estudiantes “titulados” que odian su carrera o que sienten haber perdido el tiempo durante cuatro (si no más) años de su vida.

    Me gusta

  26. Hola Luis Miguel Rojas:
    Soy “hipersensible” al tema que comentas. Tienes muchísima razón.
    Creo que te interesará este párrafo mío de una conferencia que pronuncié en 2015 en Puerto Rico:
    “En cuanto a las innovaciones pedagógicas que el EEES auspicia considero que la principal es el objetivo de darle al estudiante el protagonismo de su aprendizaje. Esta
    innovación, cuya implementación aplaudo, en realidad no es tan novedosa aunque
    aún quede mucho, muchísimo, trabajo por hacer para que sea una realidad. En la
    Universidad de Salamanca (España) 450 años antes del Espacio Europeo de Educación
    Superior: “Los estatutos de 1561 (…) especifican que los lectores (profesores)
    no podían leer “por cartapacio, ni quaderno, ni papel alguno, ni dictando” (…) “El
    visitador Simancas pidió a Madrid poder para extirparlo, por ser algo muy pernicioso,
    ya que los escolares no ejercitaban la memoria ni la inteligencia, porque se dedicaban
    a escribir y no a entender ni a memorizar el tema”.(*) ¿En cuántas aulas universitarias
    hoy en día no se sigue aún “dictando apuntes” aunque se haga con presentaciones
    informáticas?”
    (*) Alejo Montes, F. J., (1998) La Universidad de Salamanca Bajo Felipe II: 1575-1598. Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura, p. 212.

    Como ves, la cacareada “innovación” se queda en lo superficial. ¡Cuánto hay que trabajar para que impere el sentido común!
    Puedes ver el texto completo de la conferencia en:
    http://www.funciva.org/uploads/ficheros_documentos/1429083934_estrategias_educativas_para_la_internacionalizaci%C3%B3n_de_la_educaci%C3%B3n..pdf
    Acabo de tuitear este artículo. También te sigo desde @JFCalderero.
    Saludos muy cordiales,
    JF

    Le gusta a 1 persona

  27. Apreciado Protoperiodista, soy profesor de universidad y es cierto que los profesores pasamos diapositivas y damos mucho material para que nuestros alumnos trabajen. Pero muchos de ellos estan absortos en el facebook, el twitter, el wallapop o hablan de las fiestas universitarias o de otras cosas. No estan por la labor. El esfuerzo lo han de hacer ellos, nosotros les damos material que hemos tardado mucho tiempo en elaborar y que es fruto de nuestras investigaciones, y es más nos adaptamos a las circunstancias (les proponemos examenes más asequibles y material de acuerdo con los nuevos tiempos) y a veces siguen cayendo como moscas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Comparto tú opinión, yo también vivo eso. Soy del que va a todas las clases porque quiero aprender. Pero quizás usted esté en la franja de esas personas que SÍ se preocupan por el aprendizaje de los alumnos, que pasa diapositivas pero que son exprimidas en clase. Mi experiencia en 3 años que llevo ha sido nefasta en ese sentido. Solo 3 profesores contados se han salvado. Y, vuelvo a repetir, he escrito esta opinión porque soy de los que va a exprimir las clases, si fuera de la otra clase de alumnos que usted comenta me daría vergüenza publicar esto. Se lo aseguro.

      Le gusta a 1 persona

    2. Apreciados Luis Miguel y Pau:
      Yo también soy profesor universitario desde hace muchos años y ahora les digo a mis alumnos de la Faculta de Educación, futuros profesores, que “el éxito de un profesor debe centrarse en el éxito de sus alumnos”.
      No me gustan nada esos enfoques según los cuales la culpa es… del “otro”.
      Por supuesto que hay malos profesores y malos alumnos pero en mis años de docencia nunca he visto a nadie que se queje por haber sido atendido, tenido en cuenta, exigido (cuando se le exige a alguien, es señal de que se le aprecia).
      Creo que el aula no debe ser una sala de conferencias (no es nada fácil cambiar una inveterada costumbre de siglos según la cual la clase es el sitio donde se obtiene la información que “entra” en el examen) sino un taller de trabajo donde el alumno salga más cansado que el profesor.
      Quizá más que darles material a los alumnos, convendría estimularles, y exigirles, para que ellos buscasen, y elaborasen, materiales que pudieran ser discutidos con quien más conocimientos y experiencia tiene, el profesor, y con el resto de compañeros.
      Se desarrolla más intelectualmente el que busca, se esfuerza y aporta que el que se sienta cómodamente a recibir ¿formación? convirtiéndose en mero consumidor de ideas ajenas, sin entrenar ese imprescindible “músculo”, tan atrofiado en muchos casos, denominado, “sentido crítico”.
      La necesaria y urgente mejora de la docencia universitaria NO es responsabilidad “sólo” de los políticos, gestores, profesores sino, en gran medida, de los estudiantes. Estos no deben posicionarse en la cómoda postura de criticar sin participar activamente, estudiando en serio y exigiendo una buena docencia actualizada, profunda, interesante y profesional.
      Saludos muy cordiales a ambos.
      JF

      Le gusta a 1 persona

      1. De todas formas, Luis Miguel, creo que lo que te pasa (y es bueno que te pase) es lo mismo que me ha pasado a mí toda la vida, como alumno activo, de joven, y como profesor activo, de mayor. Me explico: al tener muchas inquietudes de mejora (propia y ajena) se produce necesariamente una especie de “insatisfacción vital” que, dentro de límites razonables, es muy sana, pero que puede desvirtuarse dirigiéndose hacia una “indignación” acusatoria que no hace bien a nadie, ni siquiera a uno mismo (Esto es más un desahogo personal en voz de alta que una pretensión de aleccionar a nadie).
        ¡Cuánto hay que trabajar para que la Universidad, que debería ser “faro luminoso” no siga “apagándose”!
        Saludos cordiales,
        JF

        Le gusta a 1 persona

  28. Querido futuro periodista,
    es un sentimiento generalizado. Cuando yo estudiaba en la universidad, me sentía igual que tú. Sentía que no aprendía nada, que perdía el tiempo, el dinero y las ganas. Pero no es así, cuando salgas al mundo real y te relaciones con tu alrededor y personas ajenas a tu vida actual (fuera de la uni, familia…) verificarás que tu nivel intelectual habrá cambiado y tus conocimientos aumentado.
    No defallezcas. Es un sentimiento muy común, pero tiempo al tiempo.

    Me gusta

  29. En 3 años que llevo de Filología Inglesa en la Complutense, ésa ha sido mi tónica de clases: ir, que te pongan un powerpoint y lo lean sin ponerle el más mínimo interés (y con ello fomentar el desinterés generalizado de la clase). Me mata estudiar literatura y que me digan “que le ponga pasión” cuando son mis profesores los que muestran una total indiferencia hacia ella y pasan de un autor a otro de carrerilla, así como me mata estudiar inglés y que no haya práctica (vamos, que olvídate tú de hablar en inglés en una clase). ¿Conclusión? Sales de la carrera con un supuesto nivel C2, que equivale a un nivel nativo, y más del 50% de los graduados no saben desenvolverse hablando en inglés. Aquí te preguntas para qué has pagado 4 años de carrera o más si, al fin y al cabo, sales sabiendo poco más de lo que sabías al entrar (porque, por supuesto, lo memorizado para los exámenes se borra de la memoria a las dos semanas de haberlo escupido en la prueba en cuestión).

    Mamá, papá, no soy la única que no aprende nada en la universidad.

    Gracias por un artículo así.

    Le gusta a 1 persona

      1. Hola Luis Miguel Rojas y demás seguidores de este artículo.
        Precisamente la conciencia de que, efectivamente, “Es un problema que afecta a todos por desgracia” es lo que me llevó a escribir “Filosofía y sentido común” sobre el sentido crítico.
        Sino aceptásemos pasivamente situaciones inaceptables, como esa enseñanza que en vez de formar deforma, mejor nos iría a todos.
        Te/os recomiendo: http://www.mateobuenoabogado.com/firma-invitada/filosofia-y-sentido-comun/?print=print
        Saludos cordiales,
        JF

        Le gusta a 1 persona

    1. Después de todos mis comentarios anteriores en este mismo artículo, solo me ocurre decirte, ndenerea, si me admites el consejo, que no dejes que ese penoso estado de cosas que comentas no hagan que se apague tu “llama interior”.
      De esa rutinaria y anodina enseñanza que dices han salido muchos estudiantes desmotivados, pero a otros esa situación les ha servido de acicate para reaccionar y no pactar, aunque nada más sea en un nivel de crítica entre amigos.
      Otros, yendo más lejos, tratan de prepararse para que cuando les toque a ellos no repitan el modelo.
      Paciencia y ¡ánimo!
      JF

      Le gusta a 1 persona

  30. Estudio Filología inglesa, y me he sentido totalmente identificada con esta publicación. Salvo porque en mi caso ni siquiera hay diapositivas,sino unos papeles ya amarillentos y viejos que dictan lo que tenemos que memorizar, con una fonetica penosa, y encima sin repetir. En pleno siglo XXI hay profesores de Universidad que no permiten ordenadores, ni beber agua ni ir al baño, y hasta sonarse la nariz es motivo de bronca -con las consecuentes represalias académicas- . No solo se ríen de nuestro esfuerzo y el de nuestros padres para aprender, y en vez de eso tenemos que memorizar. Lo peor es que hay profesores buenos que conocen de esta situación desde hace años y no pueden hacer nada por las presiones dentro de la propia facultad.
    Al final lo que era la ilusión de comenzar una nueva etapa en un mundo hasta entonces desconocido, se convierte en un infierno del que queremos salir cuanto antes solo para conseguir un título.

    Me gusta

  31. Ni populismo ni hostias. Estudio Comunicación Audiovisual y tengo asignaturas como Historia del mundo Actual y ECONOMÍA “aplicada” (que lo que se da es la economía del siglo XX, ya me dirás tú). Me da puto asco ir a la facultad todos los días y me da puto asco tener que haber pagado una matrícula la cual cuesta a mis padres medio riñón. Me da asco ir y sentarme a escuchar a cuatro desgraciados que odian su trabajo y que comparados con una ameba, esta tiene más ganas de vivir. Por suerte se salvan cuatro profesores a los que de verdad les importa tu nombre y que aprendas, y gracias a ellos por ser así, pero el resto, tanto docentes como todos aquellos que gestionam el funcionamiento de la universidad y que no velan por los intereses de las personas que la mantienen, sois una mierda.

    Le gusta a 1 persona

  32. Te entiendo perfectamente. Estoy en la misma situación que tú. Tengo asignaturas en las que no aprendo absolutamente nada, en las que el profesor se dedica a leer diapositivas (con una lectura pésima además) o asignaturas en las directamente te dicen que te lo prepares tú sin que te expliquen nada, cuando son asignaturas en cuyos nombres aparece la palabra “teoría” y deben ser explicadas. De hecho, estoy repitiendo dos asignaturas de ese tipo. Por suerte, he sabido elegir al profesor correcto para cada una de ellas e incluso me están gustando porque estoy aprendiendo.

    Todo esto es injusto. Incluso hay profesores a los que directamente debes caerles bien para aprobar. Profesores que, por sacar un 4’75, te dicen que eres un pésimo alumno y que, cito textualmente: “corregir tu examen es denigrante”. Incluso tenemos asignaturas que de reducen a un solo grupo y aun solo profesor que aprobará a aquellos que a él le parezca, mientras que el resto de alumnos jamás será aprobado.

    Quiero que quede claro que, en la mayoría de casos, si los alumnos odian la asignatura, la suspenden o tienen un bajo nivel en la materia, no es culpa de los alumnos, sino de la incompetencia y la inutilidad de un pésimo personal docente.

    Debemos luchar para acabar con esto. Espero que las generaciones venideras sean capaces de estirpar a estos malditos profesores que arruinan el sueño de muchos jóvenes, encerrándolos durante muchos años en una carcel llamada facultad, solo por el hecho de llevarse más dinerito al bolsillo. Debemos luchar para evitar el enchufismo, esos relevos de puestos entre pésimos profesores y sus amiguitos aún más pésimos.

    Mucho ánimo a todos los compañeros y nos os desaniméis. Que al final acabaremos siendo expertos en lo que nos gusta, ya que en eso podemos trabajar por nuestra cuenta con mucha más destreza y dedicación que esos incompetentes que nos dan clases.

    Le gusta a 1 persona

  33. Idem en las dos universidades de derecho que he visto. La uex y la uned. Hay una minoria de profesores muy buenos, una gran mayoria de profesores q saben derecho pero no te lo quieren enseñar para que no les hagas la competencia en el futuro o simplemente porque no existe nadie que supervise si enseñan o leen diapositivas o te cuentan en 1 hora lo que deberian contarte en dos.. porque les pagan 2 pero llegan media hora tarde y se van media hora antes para “no cansar a los alumnos”… asi q en una hora te cuentan algo q no oiste jamas como el que te cuenta lo q ha hecho el finde y ala.. buscate la vida luego con apuntes en el mercado negro o coge lo q miseramente de te tiempo. Luego la mitad del temario se queda sin dar o te dan las preguntas del examen y todos tan panchos, para que los alumnos, gilipollas, se callen y puedan seguir con su metodo inutil de enseñanza y qur les deja mas tiempo para sus otras profesiones.

    Y luego hay otra minoria de profesores que directamente ni dan clase, sino q cuentan chistes, hablan de futbol, se tiran media hora pasando lista entre bromas, etc. De 30 que tuve aprox 5 eran así, osea un 20% casi.

    Al acabar si hemos aprendido a medias, por culpa de lo anterior y porque los alumnos no hacen piña para luchar contra ello. Por qué no luchan? porque la mitad son crios q van aprobando gracias a los apuntes de los amigos y no se dan cuenta, y la otra mitad son emchufados que les da igual aprender porque lo unico q quieren es el titulo q les permita ejercer en el despacho del padre/hermano/tio/amigo, donde ya les enseñarán.

    Todo esto existe gracias a:

    1- autonomia universitaria, aprovechada para corromperse, enchufar y hacer lo q les de la gana.

    2- libertad de catedra, aprovechada por los profesores para hacer lo que les de la gana.

    Ejemplos: Saqué un 5 en un examen a desarrollo que daba a elegir entre un examen teorico o una practica. Elegí el teorico, un examen obligado para quien no fuera a clase pero aunque yo fui, me lo sabia tan bien, que elegí el teorico. Me esperaba minimo un 9 y saqué un 5. Voy a revision y me dice que por qué elegí ese examen, si lo pone para suspender a la gente q no va a clase. Yo le expliqué que las preguntas q cayeron me las sabia muy bien, que no pensé que me metería en el mismo saco.. Me dijo vale corrijamoslo de nuevo: Bueno esta pregunta no esta tan mal, te lo subo de 0,5 a 2. Esta esta bien tambien, te lo subo de 0 a 1. Esta esta casi perfecta, te lo subo de 1 a 2.

    Finalmente mi examen cambió de un 5 a un 8.5, un 5 que se me puso por que al prof le dio la real gana.. porq como a desarrollo un examen es tan subjetivo.. ¿como de diferencia una pregunta q tiene un 6 a una q tiene un 7? es totalmente subjetivo y para corromperse es para lo que usan el 20% la libertad de catedra.

    Pueden pensar q soy un exalumno enfadado (acabé la carrera hace unos años), que exagero o que miento, pero es la puta realidad y este es el sistema real q por detras existe en la universidad pública. Mirar a otro lado o empezar a cambiar el negocio de la educacion por una educacion real, ustedes deciden.

    Me gusta

  34. Me siento muy identificada. He dejado mi carrera porque todo eso que has dicho me ha llegado tanto que se me han quitado las ganas de ir. Iba a clases como muchos decís, a oír la vida del profesor o directamente mirabas cualquier otra cosa en el ordenador menos lo que leía el profesor en las diapositivas. Y sí que te tienes que buscar la vida y todo eso, pero de qué te sirve si vas al examen para escupir y ya olvidarte de lo que has puesto. Por no hablar de las prácticas como bien has dicho tú, las llaman “prácticas” pero son clases teóricas camufladas (en mi caso había días que me tenía que quedar hasta las 6 de la tarde allí por una práctica y que total se tratara de ver un maldito vídeo). En fin, es muy frustrante. Cualquiera podéis pensar que no tenía vocación para lo que estudiaba, y puede que realmente no la tuviera. Pero sé que no voy a volver a caer en la trampa y estudiaré algo que realmente me aporte conocimientos y práctica real. Mucho ánimo de todos modos, y adelante si de verdad es lo que quieres hacer en la vida!

    Me gusta

  35. Holaa! Yo no soy estudiante de periodismo pero lo soy de educación infantil. Este año terminó la carrera y tendré el papel que me acredite ser profesora pero no tendre las herramientas necesarias para llevar una clase. Creo que en todas las carreras o en la inmensa mayoría nos encontramos en la misma situación y como tu bien has dicho es una pena que suceda esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s